¿Atardeceres? ¡Amanece que no es poco!

Tras mi última Rave, era un Festival Celta pero me confundí de atuendo

Tras el post de Carla “Atardeceres” amanezco, que no es poco a lo Jose Luis Cuerda, en lo que yo llamo las dalinianas “mañanas langosta”. Una mañana langosta es aquella en la que uno no ha conseguido resetear el disco duro que lo tiene blando. Esto puede suceder por varias razones, abuso del Lexatín o abuso de cualquier otra cosa en general menos del sueño. Me dispongo a trabajar en una mañana langosta cualquiera, sobre la mesa reposan un lienzo, un cuaderno, un café, una cerveza de ayer, un vaso de agua para las acuarelas, un cenicero, un pincel y una pluma. Doy una calada al pincel, unto el cigarrillo en el café, meto el bolígrafo en la cerveza, enciendo el cigarrillo -el de verdad- hecho la ceniza en el café, le doy un trago ¡Qué asco! y para quitarme el sabor le doy otro al agua tintada de las acuarelas. Pensaba llamar a alguien, no lo he hecho pero llevo un rato sujetando el mando de la televisión entre el hombro y la oreja, en lugar de hacer esa llamada, me encuentro frente a la nevera, ¿A qué he venido aquí? En fin, qué más da, no sería tan importante.

Clorata de Potasa

 langosta

 Las “mañanas langosta” y las “mañanas caracol” – se parecen mucho- son prácticamente iguales sólo las diferencia las babas
*
caracol

El cielo a mi no me sorprende tanto como el suelo, que suele obsequiarme con frescas deposiciones de lindos perritos cuando salgo de casa, por ello aconsejo mirar siempre al frente, ojos que no ven corazón que resplancede como una bombilla de bajo consumo. Aunque es innegable que llegar a ver el último rayo del día es buena señal, y más con un gin tonic, lo que nunca hago cuando yazco en la cama con resacón es ir hacia la luz, por si las moscas.

Gintonic

Ilustración para el libro La Fórmula F emenina por Clorata de Potasa

Como os he dicho – y pienso seguir diciendo toda la tarde- yo nací trasnochada y como buena lunática lo que más me gusta sucede normalmente a oscuras.

Yo también he querido compartir con ustedes las bellas fotos de mis hermosos momentos en la oscuridad.

1

Por la noche también es divertido hacer sombras con las manos sobre la pared

sombras

 

Para esta también utilicé los pies

DSC_2334

Las siguientes fotografías fueron realizadas en…Pues eso, fueron realizadas.

noche3
luz
tabaco
Más que noches de blanco satén, yo lo que tengo son noches en blanco y sin blanca.
Hasta pronto y recuerden, si quieren ver muchos atardeceres, no sigan mis pasos o si los sigan.
Clorata de Potasa
397989_335554373227212_868209163_n
Anuncios

6 pensamientos en “¿Atardeceres? ¡Amanece que no es poco!

  1. Querida Clorata:
    Creo que ya sabemos por qué no nos contesta a las llamadas, y es que no las estábamos haciendo en el lugar adecuado.
    Ha sido una pena no haberla llamada este fin de semana ya que la hubiésemos llamado desde la terraza que Doña La Angosta tiene en La Toja, bajo la ría, si si ríase usted que tomar un gin tónic allí cala los huesos, aunque no sabemos si mejor será llamarla desde dentro de una barrica de alvariño, que es una barrica de un señor que se llama Alvaro, pero que es muy pequeño.
    Siga escribiendo así, que nos ameniza el día y nos alegra las costillas!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s