Una vida de perros (Mascotas)

El cielo se gana por favores. Si fuera por méritos usted se quedaría afuera y su perro entraría. Mark Twain

Nunca he entendido esa expresión de “llevar una vida de perros” como si fuera una cosa mala esa de ser can. La vida de perros es la mejor, si uno decide ser perro -como servidora-  sólo tiene que seguir algunos pasos básicos; por ejemplo es importante correr a la puerta dando saltitos de alegría y moviendo la cola cuando tu abastecedor de comida llega a casa; como extra pueden aprender alguna cabriola a cambio de sabrosos regalos y a dar la pata, ya que ellos se encargan de meterla.  Cuando era persona mi abuela nos puso una colita en la cabeza para tener la certeza de que realmente nos alegrábamos de verla.

vida de perros

 

Otro de los sufridos trabajos de un perro es tirarte tripa arriba para recibir mimitos, a esto se le llama hacerte un “Can-sado”. Lo que más me costó como perro, fue aprender a mirar a las personas una sola vez, como si en esa sola mirada os conociera hasta el fondo de las entrañas, yo que no quiero saber na de nadie.  A un perro no se le permite decir palabrotas ni morder a riesgo de terminar con un bozal, no sería mala idea que hicieran ellos lo mismo, me da a mi en el hocico que cuando dicen aquello de “perro ladrador poco mordedor”, se refieren a ellos mismos, y es que las mejores perradas las hacen los humanos. Cuando llegas a una terraza lo bueno es ir por todas las mesas poniendo cara de pena para que te arrojen un poco de jamón, a demás una vez te dan un poco parece que se te permite seguir pidiendo y pidiendo, encima se creen que es su culpa por haberte dado comida en la primera ocasión y se pelean entre ellos; cuando esto sucede tu dueño hace la vista gorda un rato y luego la hace flaca acercándose a la mesa de turno para disculparse, este acto es pura pose porque hace todos los días lo mismo. Lo que menos me gusta de ser perro es por aquello de oler los traseros a otros perros, una función que viene con el libro de instrucciones perruno. Si uno sigue todos los pasos de este libro recibirá todo tipos de cuidados de la persona que le haya adoptado. Ser perro es un poco fastidioso porque cada poco tiempo te llevan a médico que lo llaman “Vete-diario” o algo así.

Clorata de Potasa

Autoperrato

Los perros también somos República de Pulgas y Garrapatas, las tías envidiosas al ver que vivimos tan bien por el “morro” hacen tres cuartos de sangre de lo mismo, a las pulgas les gusta vivir en colonias, nunca van solas, por lo que deberían recalificar nuestra piel a ver si se cortan un pelo… Luego dicen que tenemos malas pulgas, pero aún no he conocido una pulga buena.  Un perro que se precie tiene moscas de compañía, dicen que a perro que no conozcas no le espantes las moscas, pero a mi me las pueden espantar porque siempre vuelven. Hace unos años los hombres debieron de descubrir una forma de energía renovable con nuestras deposiciones y ahora las reciclan guardándolas en bolsitas. Otra cosa fastidiosa es el punto bondage que se estableció en los años 90, ahora no nos dejan salir a la calle si arnés y correa, este es otro tipo de “Can-sado” y es que a los humanos siempre les ha gustado hacer leyes para quitarse la libertad entre ellos y como nos quieren tanto desean lo mismo para nosotros.

Guillermina Royo-Villanova

Mi tio Paco

El mejor carlucio del post anterior, es que las mascotas son nuestros amigos, compañeros, incluso padres o madres… mi padre era un jabalí y me crié en una bolsa de canguro, yo me siento un poco perra y un poco gato, lo que es una lata porque no se me permite ir a la playa hasta las siete de la tarde.

Un chiste de la guerra del 14:

muerde

Un bonito poema como perra flaca (Clorata de Potasa)

Recordando  “Historias de una peseta”

de Julio Camba .

Para ti seré una perra flaca,

para mi es justo, lo que no tengo,

justo por lo que estoy flaca,

lo que no estaría

si fuera más perra.

 

    Dicen que los perros somos el mejor amigo del hombre, supongo que es que tienen muy malos amigos. Desde que soy perra podrían pensar que tengo una naturaleza clasista por ladrar a los mendigos de la calle pero lo que me pasa es que tengo miedo a que mi dueño se los lleve a casa y me quiten el puesto. Hasta ahora esto no ha sucedido, y es que por lo general las personas invierten más en su mascota que en otras personas. He llegado a ver perros vestiditos de Dior con gorro y con patucos, eso si que es una vida de perros. Los perros tenemos un agudizado sentido del ridículo -señores, por favor- no nos vistan de personas, en cuanto a marcas sólo nos gusta marcar el terreno. Sobre todo para ser un buen perro hay que saber que la raza humana es muy miedosa, tiene siempre el rabo entre las piernas, por eso hay que cuidarles y protegerles. Guau!

Una crónica de Clorata de Potasa dedicada a mi amiga perra Angelita Tabares y a su madre Isabel, por su pronta recuperación.

Os dejo un libro que os ayudará en el camino:

412553_3885554790506_1626759736_o

 

Anuncios

Un pensamiento en “Una vida de perros (Mascotas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s