A mal tiempo una chamarra

¿Al mal tiempo buena cara?

buenacara

 

“Hay caras que de lo caras que son ya vienen sin un ojo” Clorata de Potasa

Ya no es tanto ponerle buena cara al mal tiempo, el tema ahora es no ponerle mala al bueno. El pesimismo es una variedad del optimismo del que se puede heredar la buena cara como leve esperanza de retorno. Yo como Alberti puedo decir que era una tonta pero lo que he visto me ha hecho dos tontas, sobretodo cuando veo mal encarados pidiendo favores (esto me ha pasado no hace mucho y da susto) ; cuando le ponen a uno mala cara da ganas de girarse o de darle una aspirina ( no en la espinilla) . No es lo mismo tener mala cara por estar resacoso que ponerla, cuando alguien te pone cara de cuerno uno le manda al mismo antes de que te contagie algo. La mala cara – como actitud ante la vida- no me compensa; y dirán ustedes que a veces cuando todo se tuerce o no les gusta las lentejas les sale esa cara sin avisar, en ese caso lo bueno es ponerse junto al problema y crecerse (puede subirse usted a una silla) una vez en alto mire al problema con buena cara aunque también puede sacarle la lengua, encontrándose ya posicionado hay que ocuparse del problema más que preocuparse, para terminar añadiéndose al libro de texto de nuestra vida.

No confundan poner buena cara con poner cara de buena, aunque esta última también funciona, a mi personalmente me la han pegado más de una vez y es que jugar con las caras es la mejor máscara.  Siempre lo digo, la apariencia es un terrible error del entendimiento, pocos ven lo que somos más que lo que aparentamos. Hasta somos engañados por la apariencia de la verdad y a veces por nuestra vecina. Hay personas que se pasan la vida aparentando para poder salir los domingos vistiendo su cara de verdad y que nadie les reconozca. Las personas por lo general se van por bulerías, por los cerros de Úbeda o por peteneras, también las hay que van por atajos, por el camino del medio o por la cara.  

Si tuviera dos caras ¿Estaría utilizando esta? A. Lincoln

malacara

Es importante llevar muchas caras en el bolso, también se puede tener una y ensayar otras para cuando a uno le llega ese momento en el que no sabe qué cara poner. Puede practicar en el espejo del ascensor para no perder el tiempo.

En el super mercado encontrarán caras de todo tipo, caras duras, caras blandas, cariátides, cara Tula, caras carísimas que no son siempre las caras buenas, hay malas caras que de lo caras que son ya vienen sin ojo… elijan la que elijan péguesela bien si es para dar el pego, porque a nadie le gusta que se le despegue la cara en público sin previo aviso. Sino quieren que les pase esto les recomiendo que utilicen esa cara que es la imagen del alma.  

caras

 

Un artículo documentadísimo de Clorata de Potasa “By the face”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s