Mesón Egües

Hay lugares que guardamos en nuestros recuerdos como especiales. Lo que en su día significaron permanecerá en nuestra memoria, quizá engrandecidos por el paso del tiempo.

Eso me sucedió con el Asador Mesón Egües. Lo conocí por primera vez en unos de mis viajes de fin de semana de los años 80, cuando iba a visitar a mi entonces novio, estudiante de medicina en Pamplona.

La emoción de cenar con una persona especial, alguien querido que  me recibía en su ciudad dispuesto a enseñarme las bondades de una tierra a la que desde entonces amo.

Mesón Egües NavarraFueron muchas las visitas posteriores durante aquellos años de largo noviazgo “al Egües”, como lo llamábamos. Nos gustaba sentarnos en la que fue nuestra primera mesa.

Luego no volví. Hasta hace un par de meses. Compartimos el momento con unos buenos amigos. Recordamos juntos nuestras escapadas a Pamplona. Mi primer besugo a la brasa.

Disfrutamos del primer plato de pochas de la temporada. Aquel día se estrenaba con nosotros. El Egües volvió a ser especial.

Algo ha cambiado desde entonces, sobre todo se ha ampliado desde 1980 cuando fue inaugurado en el pueblo del que lleva su nombre, a 10 km de Pamplona. Pero la esencia es la misma.

Mesón Egües, especializado en concina de temporada y asados a la brasa. Una carne excelente, pescados del día. Y las mejores materias primas de Navarra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s