Para volver, hay que marcharse.

Para volver, hay que marcharse.

Este post se lo dedico a mi amiga Cristina, Berria adicta como yo. Ella fue, quien en la noche de la despedida de nuestra querida playa, me dijo esta frase después de escucharme un melancólico -Aún no me he ido y ya quiero volver.

Volveremos, claro que volveremos. Pero ahora toca marcharse.

O volver a casa. Volver al trabajo y a afrontar el invierno con la mente y el espíritu  bien recargados. Quienes hemos tenido la suerte de poder disfrutar de unos días de descanso sabemos lo bien que sientan.

Ahora hay que continuar y lo haremos con energía, con alegría, sin perder la sonrisa y sin olvidar el lema: Se feliz y haz felices a quienes te rodean.

Muchas personas siguen buscando desesperadamente un trabajo, muchas personas no han podido salir de sus pueblos ni ciudades, muchas personas, demasiadas, no podrán volver porque nunca se fueron. Por todas ellas seguiremos luchando e intentando que la situación mejore. Pero también por todas ellas seremos agradecidos y conscientes de nuestra suerte.

Feliz regreso, el otoño nos espera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s