A Galicia PONMO por testigo “Gústame Pontevedra moito”. Madame Bobarín

caballo

Nuestra hoy cronista Madame Bobarín llegó a tiempo a Pontevedra para participar en el primer certamen de PONMO.

El evento subió a la pasarela a cerca de 20 diseñadores y cinco empresas que simbolizan la nueva estela de la moda gallega. ¿Qué hace Bobarín en un certamen de moda vestida del SXVI? Pues demostrar que el humor nunca pasa de moda y de las dos cosas tiene mucho Galicia.

 

 

 

Hemos preguntado a Madame Bobarín sobre el evento:

-¿Le gusta la moda gallega?

Respecto a esto no suelto “prenda”, vamos que no las suelto, no, no, no. (Contestó asida con fuerza a su falda de Alalá Showroom)

Bobarín fue breve y concisa para poder relatarnos en primera persona sus periplos por Pontevedra.

#humor #viajes

A Galicia PONMO por testigo

PONMO

Lo primero que hice fue darme una vuelta por los stands que había dispuesto PONMO  en el Recinto Ferial.

ponmo2

Lía Films

stands

 Krack &  NYXstyle me atrajo con un puesto de golosinas.

satands

A mi espalda el fotógrafo Marcos Suárez haciéndose el longuis. El fotógrafo colabora en esta ocasión junto al diseñador Yerai Suárez Brandstein.

Marcelo

Marcelo DaBode me ayudó amablemente a montar mi chiringuito aportando ideas; eso se necesita en este país, más iniciativa y menos refunfuñar. Ya está bien de encontrar un problema para cada solución. Gracias Marcelo, sobre todo por tu arte en todas sus formas. Durante los desfiles de la tercera noche Marcelo DoBode emocionó al público cantando a capela, bueno, ayudado por una pandereta. La tradición gallega vibró en la voz de este joven que hizo aflorar más de una emocionada lágrima entre los presentes.

marcelodos

Marcelo DoBode (Yo le llamo Marcelo Lo Borda)

pandereta

Alegoría

Hice muchas ameigas de las que hablan con el corazón en la mano, yo también lo intenté aunque en una tenía un cigarrillo y en otra un coctel PONMO.

ameigas

Si señores, me hice fotos a mi misma a lo ego blogger; ya que estaba…

stand

Despues de tomar esta bonita fotografía me hicieron vestir para que el personal no confundiera PONMO con porno, y también -un poco- para no terminar el día en comisaría.

stand2 copia

expomodulo

Me habían dicho que en Pontevedra había muchos cañones sueltos, así que me fui a dar un paseo a buscar rapaciños y me encontré con este.

canon-1024x682

Paseando ufana por el casco viejo de Pontevedra.muneira

Me gusta mojarme -en todos los aspectos- llovía y no había un alma en la calle. Pude disfrutar del vacío peatonal en el lleno urbano que inquieta como un cuadro de David Hopper.

DSC_0230

Comí algo bajo la casa de mis sueños.
pontevedra*

Y me crucé con un señor que se llamaba Paco.

paseo

Terminé en la Plaza de Méndez Núñez dónde me encontré con Ramón de Valle-Inclán, uno de mis escritores preferidos. Me puse muy nerviosa y no supe bien qué decirle… 

vallep

 Creo que me guiño un ojó, pero en ese momento llegó el Marqués de Bradomín – adjunto documento- y Valle-Inclán hizo caso omiso a mis insinuaciones.

Marques

Valle-Inclán con su alter ego el Marqués de Bradomín.

 Con el corazón un poco roto les dejé a solas para que hablaran de sus cosas que son sólo suyas.

luces

INTERMEDIO

valleguin

Como la música alegra los corazones al día siguiente me entregué a la gaita cansada de que siempre me la den a mi. 

expo4

Y encontré a unos simpáticos gaiteros que me aconsejaron que me dedicara a otra cosa.

gaiteros

Ellos si que sabían 

Cuando pensaba que no podía amar más Pontevedra encontré algo que terminó de enamorarme por completo. El arte urbano y la comida aunados en una preciosa instalación. 

Bajo estas líneas la “instalación de la huerta” que por un momento me hinchó de felicidad pero …

ajena

…yo era ajena a la empresa. Y me importó cientos de rábanos porque el estómago ya me pedía justicia. Como la instalación me había abierto de par en par el apetito – una empresa mía esa que nunca cierra- me fui al Mercado de Abastos.

mercadoabastos

Este mercado llevaba funcionando 50 años cuando en el 2003 fue reformado por el arquitecto Cesar Portela. El edificio destaca tanto por su valor histórico como por su oferta de productos de alimentación de extraordinaria calidad. Doy fe. En la planta baja se sitúan los puestos de pescado, de flores y de carne. En el primer piso están instalados los puestos de verduras, hortalizas, frutas, carnes y quesos, muchos quesos. ¿He dicho quesos?

ponte

Mis periplos por el casco viejo de Pontevedra

ponte3

Con la cesta llena de quesos fuimos a comer a Casa Solla, en el municipio de Poio, una estrella para mi michelin a cargo de Pepe Solla. 

Bajo estas líneas: Una ameiga antes de entrar en Casa Solla. La mujer siempre tiene montado un Poio en la cabeza de aquí te espero. 

solla

Ya se que soy muy enamoradiza, pero Pepe Solla me cautivó para siempre. Apenas entrar a su restaurante me preguntó si tenía algún problema o alguna alergia -¿y?- me puse a llorar. Nunca un hombre se había ofrecido a solucionarme un problema. ¡Como no tenía alergia a nada, el tío me dio de todo! Pepe Solla superó con creces cualquier expectativa. Terminé pidiendo un sillón para la siesta y para seguir soñando. Mi paladar se refinó en un momento con la rapidez con la que se acostumbra uno a lo bueno. No quiero expresar cuánto lo disfruté porque seguro que van y lo prohiben como todo lo que me gusta. Ya os contaré más al respecto en mi Guía para Disfrutones (de paso me meto una cuña). Porque señores, no apelo a la imaginación de su paladar pero dudo puedan soñar tales delicias.

“En la cocina como en la vida busco la claridad y la esencia” Pepe Solla

“Se me va la olla con la cocina de Solla” Madame Bobarín

Con el estómago lleno de algarabía me retiré a descansar un poco. ¿Y dónde dormía usted? Se preguntarán. o no se preguntarán, pero yo se lo voy a contar.

Una vez en el centro de Pontevedra saliendo hacia la derecha del puente del burgo, y subiendo por la calle del Barón, llegué a la Casa do Barón, edificio del siglo XVI, y actualmente Parador de Turismo. ¿Voy a dormir aquí? ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

parador2

Estos pensamientos me invadieron una décima de segundo, luego decidí relajarme y disfrutar que es lo mío.

parador

No sé si soy bien nacida porque me escurrí al nacer y me rompí en mil pedazos, aunque luego me pegaron, pero el agradecimiento que siento hacia todos los culpables de este primer certamen de PONMO no me cabe en el pecho, no sabría entregar con estas manos lo que mi corazón encierra.

Gracias a Carlota Román Concejala de Promoción Económica y Turismo y a todo el equipo de PONMO por robar mi corazón y obligarme pues a volver para recuperarlo. Iria Viñas , Carmen Camba, Paula Bouzas, María Piñeiro, María Rey, Mateo Villaverde, Javier Arnau, Marcelo DoBode, Rosanna López Salgueiro y gracias a México DF por dejarnos a Sonia Formoso. Ya de camino al aeropuerto os echaba de menos. ¿Se puede querer en tan poco tiempo? Si señores, bien se puede donde los corazones son alegres y las miradas sinceras. Lo dicho, gracias por ser.    

Así se queda una cuando deja Pontevedra.

morrina

 – ¿Lloraz?

– No, Lérez.

Y es que no ríe, es ría.

Un artículo documentadísimo de Clorata de Potasa y Madame Bobarín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s